Rayuela, jugar para sanar

El martes 8 de octubre, la artista Karina Zinik junto a un equipo de 32 artistas, dejaron plasmada en el patio de Casa Garrahan una obra mural realizada con la técnica de mosaiquismo.

Imagen: Gentileza Karina Zinik

Según nos cuenta la artista, para realizar esta rayuela se trabajó con la técnica de método inverso, a través de la cual se reemplazaron las baldosas existentes por las creadas por el equipo de artistas.  Para esta obra se utilizó cemento, arena, gemas, vidrios, cerámicos, vajilla, azulejos y espejos.

Producida durante semanas a través del espacio de taller Alikata que dirige Karina Zinik, la obra, producto de un proceso artístico colectivo, quedó entregada, colocada e inaugurada. El patio central de Casa Garrahan cuenta hoy con una rayuela para que los niñas y niñas que realizan tratamientos médicos ambulatorios en el hospital y se alojan en la institución junto a sus familias, puedan divertirse y pasarla lo mejor posible.

El proyecto solidario se pudo concretar gracias a la iniciativa que tomó una parte del equipo de artistas de llevar la propuesta a Casa Garrahan, junto a la carpeta de antecedente del espacio Alikata, como así también, las generosas donaciones de corralones, casas de reposición, librerías, ferreterías, entre otros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Inspirada en el estilo artístico del arquitecto español Antonio Gaudí, el espacio de taller Alikata – Cortar para Crear, utiliza la técnica de trencadís para la confección de la mayoría de sus producciones. El trencadís utilizaba material desechable, además de fragmentos de platos y tazas de loza, baldosas de cerámica y el mosaico en sí mismo, todos juntos ensamblados en una misma obra. El espacio de trabajo se desarrolla bajo una modalidad de producción colectiva a través de la cual se realizan producciones en conjunto que luego son instaladas en diversas instituciones. Hasta la fecha el taller Alikata viene ejecutando diversas obras de relevancia, entre ellas las instalaciones en la Maternidad Sardá, en la cual participaron más de 200 personas, Jardin Maternal Sardá, Escuela Bernardino Rivadavia con un homenaje a Walter Bulacio, alumno de dicha institución, entre otras obras.

El espacio de trabajo no solo propone aprender la técnica artística del mosaiquismo para la realización de murales instalados en diferentes espacio, sino también incursionar en un modo de trabajo colectivo con otros que rompe la lógica de la producción artística individual. Más bien un sostén para no trabajar sólo y poder explorar desde el diálogo y el intercambio, un modo de producción en conjunto.

“Alikata es un colectivo de trabajo, muchas manos dispuestas a dar y crear. Alikata llega a Casa Garrahan de la mano de la artista Julieta Polimeni. Sin ella esto no hubiera sido posible. Veníamos con una carpeta de trabajos y con un gran antecedente, una obra colectiva en el Hall de entrada de la Maternidad Sardá, inaugurada en Agosto del 2018 en la que participaron más de 200 artistas de todo el país”, en palabras de Karina Zinik.

Alikata seguirá produciendo obras a través de este hermoso grupo humano, para sumarte y saber más:

https://www.instagram.com/alikatakari/

https://www.facebook.com/alikatakari/


LEE TAMBIÉN:  El Tobar, alineando los colores, la mente y el cuerpo

 

 


 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .