Entrevista a Agus Rucula: “Me incentiva invitar a las personas a rehabitar el espacio público y a sentirse protagonistas de la obra de arte”.

Una exquisita nota a Agus Rúcula, artista urbana… para deleitarse en cada una de sus obras y saborear cada una de sus palabras…

Agus Rucula

Agus Rucula

¿Cómo fue que te inclinaste por las artes plásticas? ¿Qué te llevó por este camino?

– Calculo que empecé como todo niño o niña, jugando en el jardín de infantes, con la diferencia que ese éxtasis al hacerlo me duró hasta adulta. En casa hubo una escucha muy atenta a mis inquietudes de pequeña, y mis papás al ser arquitectos tenían siempre al alcance de la mano papeles y colores. También me ayudó el estudiar en un secundario de artes (Polivalente de Arte de San Isidro), que fue clave también para mi desarrollo, desde lo humano y desde lo profesional. Porque los espacios artísticos en general propician mayor libertad y complicidad con el que tiene diferentes gustos a los de uno, y eso me hizo amigarme con quien soy en esencia. Tener acceso a tan buena formación consolidó en mí una base teórico práctica desde joven, y es en parte lo que sostiene mi identidad ruculesca.

El mensaje del mural es una oportunidad para reencontrarnos como vecinos y hacernos preguntas en el ritmo cotidiano. Busco generar preguntas y sensaciones positivas, que la ilustración invite a ser interpretada y dialogue con su contexto.

 

¿Qué particularidad tiene pintar en la calle, en la vía pública o en espacios públicos? ¿Cuál es tu motor para pintar día a día?

– Me motiva sentir que mi hacer cotidiano no es solo por placer individual, sino que se potencia y complementa con el aporte hacia lo comunitario. La dinámica de dejar arte en la calle y el cuidado del mensaje del mural, son oportunidades para reencontrarnos como vecinos y hacernos preguntas en el ritmo cotidiano, colaborar con eso me incentiva porque siento que es muy necesario en este presente donde los medios tienden a regar el individualismo y el no cuestionamiento. Pintar en espacios públicos implica el compromiso con el otro, un grado de empatía diferente a pintar en un taller. Personalmente busco generar preguntas y sensaciones positivas, que la ilustración invite a ser interpretada y dialogue con su contexto.

 

¿La vida real toma dimensión estética en tus obras por algo vivido o que quisiste expresar…?

– Mi obra tiene como eje la búsqueda del reencuentro (de uno con uno mismo y de uno con otros) y de reconexión con lo intangible (de ahí la constante presencia de plantas). Creo que este es el núcleo porque es un mensaje que me resulta sanador.

Creo que más que forzar el crecimiento plástico, es acatar lo que la obra exige. La evolución se da sola, siempre que uno haga reflexiones conscientes de su trabajo. 

 

¿Hubo una evolución de tu arte con una orientación específica? ¿En qué “parada” del camino creativo te gusto detenerte un poco más?

– En la calle pinto desde el año 2012, momento en el cual lo hacía en tiempos libres (cursaba diseño industrial en FADU). Hace ya dos años que le dedico tiempo completo. Creo que la evolución se da sola, siempre que uno haga reflexiones conscientes de su trabajo. Creo que más que forzar el crecimiento plástico, es acatar lo que la obra exige. Los intereses y las prioridades de las personas cambian con el correr de las experiencias, y a la obra le pasa lo mismo. En este momento sí veo que mi interés está enfocado más en la cocina de la imagen, previa a plasmarla en el muro, y no tanto en el resultado plástico. En tomar consciencia que el muro es una oportunidad de enunciar algo, y ese algo puede ser co-construido con la gente que luego va a verlo todos los días.

Hoy en día tengo mis críticas hacia el realismo. Me cuestiono si está sobrevalorado. Presenta a la imagen  muy masticada, generando un impacto que no invita a interpretar y limitando el sentir del espectador.

El realismo de algunos de tus personajes pintados, dan la sensación que cobrarán vida tridimensional y se escaparán del cuadro…

– Hoy en día tengo mis críticas hacia el realismo. Me cuestiono si está sobrevalorado, si presenta a la imagen ya muy masticada, generando un impacto que no invita a interpretar, limitando la profundización en el sentir al ver la imagen. Busco entonces el equilibrio en la totalidad del lienzo (muro), utilizando el realismo en los lugares necesarios, y aprovechando la potente capacidad de las texturas y grafismos de generar sensaciones y dinamismo. Con respecto al color, mi paleta lejos está de ser realista. En parte se define así a través de la intención de generar el clima mágico y onírico que realza al relato.  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Pintar en grandes dimensiones debe tener una adrenalina especial, ¿qué sentís cuando ves tu obra plasmada en gran formato? Una obra gigante que interpela a cualquier caminante….

– Muchas veces, cuando sintonizo lo suficiente, no siento esa sensación de “esa es mi obra”. Y creo que ahí está el mérito de haber trabajado como traductora, poniendo al servicio mi capacidad de ilustrar y pintar, como siendo cómplice del proceso de decir algo que tiene que ser dicho.

Agus Rucula y Cris Herrera Kiki

Amigarnos con los ciclos, estan adentro nuestro~

Qué va a decir tu mirada cuando te reencuentres con La Muerte?

En un presente donde el arte urbano está tan en auge, es clave intercambiar reflexiones entre colegas porque eso nos hace crecer.

 

Han armado una dupla interesante con Cris Herrera Kiki, ¿Cómo resulta fluir de a dos en la producción artística?

– Fusionar pintada con otro artista es un gran desafío plásticamente. Con Cris tenemos mucho en común en cuanto a lo que elegimos relatar y de qué manera. Es todo un logro encontrar el punto en que podemos complementarnos, sin competir y potenciando nuestra obra a través de lo que surge al unirnos. Pintamos juntos en tres ediciones de Proyecto Persiana, en un muro en Cuzco, en el festival Ñatinta en La Paz, en Barreal y en trabajos particulares en Buenos Aires y en Salta Capital. El aprendizaje es constante y en lo personal creo que trasciende lo profesional, abordando ya temas humanos. En un presente donde el arte urbano está tan en auge, es clave intercambiar reflexiones entre colegas porque eso nos hace crecer, y con él profundizamos y pulimos mucho nuestras posturas como artistas callejeros. Participar activamente en AMMurA (Agrupación Mujeres Muralistas de Argentina) también me permitió abordar temas que transitamos desde lo individual pero que atraviesan a todo muralista.

Agus Rucula y Cris Herrera Kiki

Tejemos minuto a minuto, pero qué hilos andamos seleccionando?

 

Las manos… una temática que te interpela…. Con tus manos has pintado muchas manos.. ¡Qué metáfora interesante!!! ¿Qué significa para vos pintar manos…?

– Pintar manos surge de mi enamoramiento de la capacidad del cuerpo de decir cosas (y de observar las mías, que son especialmente danzarinas). Y cómo la sutileza de una curva o la tensión de un músculo puede guiar el relato. Me interesan como recurso plástico también porque generan gran empatía en quien observa, e invitan a interpretar ampliamente el mensaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Manos - Agus Rúcula y Cris Herrera Kiki

 

A tus obras además de llenarlas de poesía estética, la llenás de poesía literaria… En el epígrafe de cada foto publicada en redes, compartís un “poema que complementa otro poema”…

– Me gusta complementar el relato visual con el escrito porque siento que invita a mirar con mayor detenimiento. Y profundizar en la observación es algo que hay que incentivar, porque el ritmo citadino cotidiano no lo incentiva.

 

¿Cuáles son tus obras murales favoritas? ¿Cuáles te han movilizado más?

– La obra que más me movilizó es justamente una de mis preferidas, porque fue un gran desafío. En la búsqueda de plasmar lo que los vecinos quieren que sea dicho, fusionado con lo que yo quiero que sea dicho, no me funciona tanto ir a un festival con un boceto armado sin conocer el lugar y su gente. Es en el festival de La Bajada, Rosario, donde me animé, a contrarreloj, a definir la imagen a pintar, fruto del diálogo con la gente del barrio. El retrato elegido es también de gente local, y el relato simboliza lo charlado con ellos. También me incentiva invitar a las personas a rehabitar el espacio público y a sentirse protagonistas de una obra de arte. Gestionando espacios donde su opinión y participación es clave.


Visitá los perfiles sociales de Agus Rúcula:

https://www.instagram.com/agusrucula/      https://www.facebook.com/agusrucula.a/

 

Agus Rucula es artista plástica, cursó Bachiller en Comunicación, Arte, Diseño y Técnico en Artes Visuales en Polivalente de Arte de San Isidro.  A nivel terciario cursó Diseño Industrial en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (UBA) y realizó diversos cursos de plástica, arte, creatividad, ilustración y carpintería. Desde el año 2012 realiza murales en el espacio público tanto autogestionados como por encargo, para festivales o instituciones privadas. Participó en diversas intervenciones internacionales en espacios públicos en Argentina, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay. Y participó en Festivales de arte mural en ciudades locales: Proyecto Persiana (Buenos Aires, Rosario y Saldías), Varieté Astrolabio y Circo Liberatta (Saladillo), Festival Independiente Maravillosa Resistencia (Saladillo), -Encuentro de Arte Urbano Atrapasueños Vuelve Al Barrio’ (Mar del Plata), 3er Encuentro Nacional de Muralismo y Arte Público, Ashpa Sumaj Salavina (Salavina, Santiago del Estero), AUCH Sin Fronteras (Artistas Unidos Chascomús), El futuro está en juego – Encuentro de Muralismo y Arte público (Barrio La Bajada, Rosario), Color B.A. Edición Reconquista, Maneuyac (encuentro de Muralismo en Barreal, San Juan), Pinta tu Barrio (Quilmes). Y festivales internacionales, Pintó La Teja (Montevideo), Bogotá Graffiti & Friends (Bogotá), Festival Atrapasueños Lozano y Lozano (Bogotá), Pinta la Buitrera (Cali), 1er Festival Internacional de Muralismo (Mosquera), Festival Ñatinta (La Paz). Y como coordinadora en diferentes proyectos artísticos: Día del Agua: Cuidado de la Fauna del Río Subachoque – mural en acueducto (evento junto a Alcaldía de Madrid, Cundinamarca, Colombia), Coordinación mural para personas con capacidades diferentes, organización ‘Colorinche’ (Buenos Aires, Argentina), Proyecto y coordinación Mural en Jardín de Infantes Nº2 junto a ‘Pasan Cosas Carapachay’ (Vicente López, Argentina). Es docente de Dibujo en el Ciclo Básico Común de la Universidad de Buenos Aires (Ayudante en Cátedra Espina) y ha dictado varios talleres de arte, pintura, dibujo, ilustración, técnicas del color y muralismo en diversas instituciones.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s